16 ene. 2012

Trabajo especial: En el estudio con... Bioshaft

En el marco del lanzamiento de "Nothing's Wrong", el primer sencillo de su álbum que se encuentran grabando actualmente, Bioshaft nos invitó a los estudios Backstage de Valencia a escuchar todo el trabajo que están gestando junto a su productor. Esta especie de crónica es la vivencia de uno de nuestros redactores yendo a una ciudad que no conoce a ver como se hace un disco de rock.

Por: Alejandro Fernández / @FernandesRiera
Luego de un viaje inesperadamente corto pero quizás algo accidentado, llegué por fin a Valencia. Llego al estudio y me reciben William Padrón (manager de Bioshaft) y Jean Carlo de Oliveira (frontman de Candy66 y productor del primer LP de Bioshaft). Difícilmente aquella pequeña casa con cierto aire familiar podría pasar como estudio de grabación. Una vez dentro, dejo mi bolso y entro al estudio. Una habitación de tamaño mediano, en forma de L dividida por una pequeña ventana. Del lado de la ventana, Javier Maimone golpeaba vigorosamente a la batería, y del lado opuesto Jean Carlo estaba en sus controles, Andrés Blanco con su franela de Pearl Jam con guitarra colgada y Henry Ollarves en una silla sacando el Groove con su bajo. Tomé asiento en un sofá y me senté a escuchar.

Para el momento que llegué ya tenían gran parte de los temas grabados (alrededor de 8 sin contar “Nothing’s Wrong” grabado semanas antes). Un break de 10 minutos para saludar y a seguir grabando. Todos en silencio pleno mientras, totalmente en vivo, presenciaba por primera vez en mi vida la grabación de un disco. Es esa sensación de cuando estás viendo algo grande. Al instante que empezaron con la primera toma supe como se vendría desarrollando todo, o al menos así lo creí.

Primero tocan juntos la canción, el productor escucha detenidamente y pone el tempo. Comienza el click y van tramo por tramo puliendo y depurando el sonido. Riffs mejorados por allá, beats mejor enfatizados por acá y tal vez un acorde de más removido en el bajo, todo para lograr un resultado más pulcro. Llegué a eso de las 5: 30 PM y ya para las 10 de la noche, cuando terminó la sesión con Jean, tendrían casi 3 temas listos (solo bajo, batería y guitarra base). En el estudio, cada vez que se enfilaban a tocar se respiraba un sentimiento de ganas de demostrar algo con música, y es que sin voces ya sentía que estaban transmitiendo una furia contenida por un EP que, sin anestesia, no les hacía honor a lo que proyectan en un escenario.

Sin mostrar signos de frustración o cansancio, repiten toma tras toma buscando desperfectos, cuidan la afinación de los instrumentos y proceden a tocar. Un “pelón” y siguen. Y la tarde se hizo noche, terminan la sesión y el productor procede a hacer sonar algunos de los temas grabados antes de que llegara (tenían alrededor de 3 días en Backstage Valencia).

Por resaltar algunos de los temas “Blackbandaid”, “Ignite”, “Fly” y “Promise” sin ninguna palabra grabada son temas que difícilmente pueden entrar a sonar en una radio por su duración (más de 4 minutos y medio) así que básicamente, no hay mucho tomado de la música pop. Aquello es un genuino revival de la movida grunge de Seattle en los noventas, con elementos de generaciones que vinieron antes y después. Con el grunge como base, experimentan con la música negra (en especial en los arreglos de bajo en tono soul y funk) donde se alterna con un arsenal de efectos “psicodélicos” que podrían pasar por ser las líneas de bajo de Rage Against The Machine, Red Hot Chili Peppers, Pink Floyd, Audioslave o alguna canción salida de Mo-Town. Las guitarras, a pesar de solo ser bases, me recordaron mucho a gran parte de las bandas grunge y post grunge (fundamentalmente), en especial RATM y Blind Melon con rasgueos funk rock y riffs asesinos. Parece ser que quien dijo que ya no se debería hacer solos de guitarra en una canción estaba equivocado porque la vibra Hendrix que enciende Andrés con sus solos en los temas que escuché era como escuchar su alma pisando las cuerdas en vez de sus dedos. En la batería Javier impone su estilo con una enorme influencia del metal. Algo resaltante en el estilo de Bioshaft es que son una banda donde cada uno tiene sus influencias bien marcadas y que difícilmente pueden convivir juntas pero a su forma genial de componer las contrastan con grandes méritos. Amplios golpes a la batería con crescendos y jammings a bajo y guitarra entre los interludios de las canciones. Me recuerda mucho al estilo de The Rev, el difunto baterista de Avenged Sevenfold.

Bioshaft, por lo que pudimos conversar luego de la larga sesión quiere convertir su disco en un tributo a toda la música que, a su juicio, debería volver a hacerse en el mundo: el grunge, el funk y soul a lo Mo-Town, la psicodelia de Pink Floyd, etc. Por eso en su proceso de pulir los temas no se enfrascan en la misma fórmula: ellos mismos sugieren cambiar partes, otras veces lo sugiere el mismo Jean y ellos adoptan la idea o le agregan algo más con lo que se sientan felices. Se les ve contentos y emocionados por trabajar con Jean Carlo en su disco y existe algo importante, un feeling y respeto tremendo banda-productor y viceversa. Evidentemente necesitaban un productor que los entendiera.

Puede ser apresurado decir que con lo mucho y a la vez poco que escuche en ese estudio pueda entrar entre los mejores discos del año, pero con este abismal cambio de estilo con respecto a su The Man’s Masterpiece EP del año pasado, puede decirse que es un giro poco convencional a su sonido, ahora más orgánico con la distorsión de los amplificadores y las vibraciones de los platillos, elementos clave en un trabajo de rock y de los cuales carecía su EP. No será el mejor del año, pero probablemente será el que tendrá más coraje y actitud.

Para muestra un botón. "Nothing's Wrong" es un tema imponente que refleja sentimientos de ira y desesperación. Los comentarios de personas que han escuchado el tema concuerdan en lo mismo: no es nada en comparación a lo anterior de la banda, ES MEJOR.

Para descargarlo puedes hacer click acá o escucharlo bajo estas líneas


3 comentarios:

  1. chamo yo escuche el ep de bioshaft y me parecio una real mierda!!! luego los vi en el wtfest y luego en el teatro de valencia y de pana patean demasiado culo!es una banda total mente diferente al ep marico ese! y ahora con nothing wrong se nota que vienen duro! el guitarrista es un webo!

    ResponderEliminar
  2. Esa banda no es que sea mala, sino que suena igual a Asbestos, Randals Proyect y toda esa mierda que produce el tarado de Donoso, que aparte que es caro se las de arrecho y nisquiera sabe grabar una bateria, mi banda y yo grabamos 1 tema con el y es un pobre idiota.. pura bateria de garage band y as guitarras las graba con un teclado electrico, y por eso todo suena a mierda y musica de niñitas como el disco de los foquin asbestos de shit

    ResponderEliminar
  3. bueno dude.. escucha lo nuevo que esta puesto ahi! nada de baterias maricas ni nada de eso!

    ResponderEliminar